BOLIVIA: UAGRM triplica en alumnos a las universidades privadas

lunes, 2 de marzo de 2009

- Universidad Autónoma Gabriel René Moreno recibirá unos 17 mil alumnos nuevos


(SANTA CRUZ). A pesar de la variedad de carreras, el costo y las modalidades de estudios que ofrecen las entidades privadas de educación superior, la universidad pública es la más requerida pues su registro es tres veces mayor que el de las 13 instituciones privadas juntas.

Este año ingresarán alrededor de 17 mil universitarios a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), cifra superior a la del año pasado (14 mil), mientras que en las privadas no pasan de 5 mil los nuevos alumnos a escala departamental. Y sólo tres de las privadas incrementaron la cantidad de alumnos nuevos con respecto a 2008.

Estudiantes de la UAGRM
UAGRM. Estudiantes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Foto: Proyecto Fomabo).

Antonio Carvalho, presidente de la Asociación de Universidades Privadas de Santa Cruz, dijo que han sido pocas las instituciones de educación superior cuya matrícula creció con relación a 2008.

El promedio de nuevos alumnos por año en universidades privadas no pasa de 5 mil, sin embargo, Carvalho aclaró que existen alrededor de mil estudiantes indecisos cada año. Son los que han hecho reserva provisional, hasta conocer el resultado de su examen de ingreso en la estatal.

Para Carvalho, el aspecto social y el económico son fundamentales en la merma de estudiantes nuevos, lo cual se suma a la expansión de cupos de ingreso que ha determinado la UAGRM.

Por habilitación directa, los mejores bachilleres suman 4 mil. Los que vencieron el Programa de Admisión Básica (PAB) son 7 mil, mientras que de los provenientes de pueblos indígenas y las personas con discapacidad llegan a 400. Por ingreso directo para alumnos de provincias califican 2 mil y se estima que unos 4 mil aprueben la Prueba de Suficiencia Académica (PSA) que se tomará en este mes de marzo. Todas estas modalidades hacen un total de 17,400 nuevos estudiantes.

Reymi Ferreira, rector de la UAGRM indicó que este año se alcanzaría una cifra ligeramente superior a la de 2008, lo cual compensaría el nivel de deserción y agregó que esto se debe a la política de puertas abiertas de la universidad.

Esto viene aparejado con la ampliación de su infraestructura en un 20% por ciento y la optimización de los programas de estudio de las carreras. No obstante, Ferreira considera que la crisis económica es determinante para que ellos sumen y las privadas resten.

Timoteo Sánchez, rector de la Universidad Evangélica Boliviana, pionera entre las privadas (28 años de funcionamiento), afirmó que aún es difícil asegurar si aumentó la cantidad de matriculados con respecto a 2008, porque no han concluido con el proceso de inscripción, aunque todo indica que mantendrán el mismo número que el año pasado.

Tanto Carvalho como Sánchez coinciden en que las universidades privadas, en su momento, aportaron a la democratización del acceso a la educación superior y mantienen su nivel. “Creo que lo más importante es que cada universidad intente mejorar y ofrezca una educación de primera calidad”, dijo Sánchez.

En la Universidad Nacional Ecológica informaron que tienen más inscritos, aunque no dieron cifras, sobre todo de estudiantes extranjeros para las carreras de Ciencias de la Salud.

Cada sistema presenta ventajas y desventajas, según los alumnos. Alfredo Salas, estudiante de una universidad privada, asegura que la pública carga con el estigma de paros, marchas, política y burocracia. Pero Andrea, estudiante de la Gabriel René Moreno, dice que el título de la UAGRM pesa más y que la calidad profesional la determina el propio alumno, aunque admite que hay que aguantar bloqueos y algunos malos docentes.

El Gobierno nacional apoya ambos sistemas. El viceministro de Educación Superior, Diego Pari dijo que “El objetivo es promover las mejores posibilidades de acceso a la educación superior tanto a estudiantes del área rural como urbana y ver el tema de equilibrio de género, sin desmerecer el tipo de institución”.

Con relación a los costos, Carvalho explicó que hay tres rangos: menores a US $3,000; entre US $3,000 y US $5,000 y entre US $5,000 y US $7,000 dólares. Las universidades que tienen un costo menor a US $3,000; aunque la oferta aparentemente es baja, normalmente tienen gastos adicionales, mientras que las que se mantienen en los rangos más altos, no varían sus precios.

“Los estudiantes se han segmentado y eso tiene que ver con los precios y, nos guste o no, esto se debe a la calidad. No quiere decir que a menor precio no exista calidad, pero si que cuando el precio es mayor tiene que haber calidad”, agregó Carvalho.

El nivel de los docentes y programas, infraestructura, prestigio y subvención, entre otros influyen en el costo.


Aspectos a valorar antes de elegir una universidad

- Infraestructura, el plantel académico. Por norma, las privadas deben tener profesores a tiempo completo. El prestigio, quiénes son y cuál es su nivel profesional, cuál es su aporte a la sociedad, los valores que imparten y los costos reales.

- Según la Asociación de Universidades Privadas, en Santa Cruz hay 13 universidades privadas, de las cuales 10 tienen casa matriz en la capital y el resto subsedes. La única universidad pública es la UAGRM.

- A escala nacional, existen en Bolivia 39 universidades privadas, 11 públicas autónomas y seis públicas no autónomas. Entre estas últimas se ubican las universidades indígenas, la Pedagógica de Sucre y la Policial y Militar.

- El avance académico. El estudiante debe cumplir con las 4,200 horas, a excepción de las carreras de Medicina y Odontología, que tienen más cantidad de horas. Esto no significa que un buen estudiante no pueda concluir en tres años y medio su carrera, si se dedica plenamente a ello y adelanta materias en verano.

- El estudiante debe pagar el derecho a defensa, lo que le permitirá habilitarse. En el caso de las universidades privadas, se les otorga las materias de seminario de grado, con las que el universitario construye el perfil de su tesis, pero debe conseguirse un tutor. Los gastos de defensa de grado pueden ir desde US $500 hasta US $1,500 dólares, dependiendo de la modalidad que optará para su examen de grado.

- Las universidades privadas aplican una matrícula diferenciada dependiendo de si se trata de un bachiller de colegio fiscal o de particular. También otorgan becas.

- La deserción se da tanto en las privadas como en la pública.


Sistema modular frente al anual y semestral

La preferencia del estudiante en las universidades privadas es por el sistema modular (una materia por mes), aunque no todas ofrecen dicho método.

“No tenemos prueba de que sea efectivo, no están muy claras las ventajas académicas, mientras que el semestral y anual, que es el que se usa en toda la gama de carreras que oferta la ‘U’ pública, responde a estándares internacionales”, dijo el rector Reymi Ferreira.

Para Antonio Carvalho, presidente de la Asociación de Universidades Privadas, el tiempo y la cantidad de materias son iguales en los sistemas modular y semestral. La ventaja del sistema modular sería el tener más dedicación a una sola materia (tres horas en aula), que permite estudiar y trabajar.


Se viene nuevo reglamento

El viceministro Pari dijo que el reto a mediano plazo es elaborar un nuevo reglamento de universidades privadas que responda a la actual coyuntura política, social y económica del país.

"El que está vigente data de 2005 y la realidad de Bolivia ha cambiado, por lo que se hace necesario debatir, pero con la participación de todos los actores", agregó la autoridad gubernamental.

A nivel general del sistema educación superior se hace necesario definir las líneas generales de la visión de lo que debe ser la educación superior universitaria en Bolivia.

A ello se suma la promoción de la interculturalidad que establece la nueva Constitución Política del Estado, y en ese marco, la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno ya anuncia la implementación de unidades facultativas indígenas en las provincias. También impulsará un sistema de posgrado unificado, donde estarán las públicas y las privadas.

En tanto, el representante de la Asociación de Universidades Privadas, dijo que lo nuevo será el control social, puesto que si bien las universidades son sociedades privadas, ofrecen una función pública, aunque considera que dicho control debería abocarse a la parte académica, y no administrativa, porque se trata de capitales privados. Para el Gobierno, no es control, sino participación social.


Postulantes deben buscar el prestigio

Según Hugo Cambará, director de la carrera de Educación de la UAGRM, un estudiante lo que debe buscar a la hora de optar por una formación profesional es el prestigio, esto significa que la institución elegida le garantice que la enseñanza o el aprendizaje que le va a impartir esté acorde a la realidad nacional y al contexto donde él se encuentra. Que las carreras que oferta la universidad sean pertinentes y actualizadas, con docentes idóneos, preparados, tanto en la parte pedagógica como en el área científica del conocimiento. Además, que oferte las investigaciones científicas para que el estudiante pueda razonar y que le garantice un mercado de trabajo seguro. Creo que ése es el perfil que debe buscar un estudiante a la hora de optar por una educación superior. Pero para poder elegir una carrera debe tener bien definido cuál es su perfil como persona y ahí entra en juego la actitud, aptitud y la vocación de cada estudiante, y no elegir una carrera por ser la del momento o la de moda, sino la que le permita lograr un futuro mejor.



- Fuente: Eldeber.com.bo/Roxana Escobar

- Prueba de Suficiencia Académica (PSA) de la UAGRM

- Facebook de Reymi Ferreira, rector de la UAGRM

- Más noticias de BOLIVIA

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog