Educación bilingüe y riqueza multicultural

martes, 22 de marzo de 2016

EL PERUANO/PILAR MARÍN BRAVO. La educación intercultural bilingüe plantea retos a la enseñanza y son las propias regiones y comunidades originarias las que se han convertido en un aliado importante de los esfuerzos desarrollados desde el Estado para cubrir la brecha de maestros que requieren las escuelas nativas.

En el Perú existen 47 lenguas nativas que son habladas por cuatro millones de habitantes. El 83% de estos cuatro millones tiene al quechua como lengua nativa, el 11% al aimara y el 6% son lenguas amazónicas.

Educación bilingüe y riqueza multicultural

Frente a estas cifras, solo 16 de las lenguas originarias cuentan con un alfabeto reconocido por una resolución oficial que permita su inclusión en el currículo escolar del Ministerio de Educación. Actualmente, el 60% de las instituciones educativas con educación intercultural bilingüe (EIB) cuentan con al menos un docente que habla la lengua originaria de sus alumnos.

El Ministerio de Educación se encuentra formando a 4,300 docentes para que se sumen a los 35,000 profesores en EIB existentes. Por tanto, aún falta cubrir la demanda de maestros bilingües en las comunidades originarias.

Con la enseñanza de la lengua originaria y el castellano como segundo idioma se apunta a reducir los elevados índices de deserción escolar y bajo rendimiento en las aulas. Está comprobado, asimismo, que cuando los procesos de enseñanza y aprendizaje se realizan en la lengua materna, los estudiantes aprenden mejor.

Más allá de la formación docente para la educación EIB, está también la necesidad de asegurar que los maestros sean formados para reforzar los elementos de la cultura y la identidad de los niños y niñas en las comunidades y pueblos nativos.

En algunas regiones, como el caso de Amazonas, muchos docentes de la zona que son capacitados para enseñar educación bilingüe transmiten conocimientos relacionados con la vivencia cotidiana. Además de los contenidos de los textos de enseñanza, les transmiten experiencias que forman parte de su modo de vida, sus costumbres, tradiciones y valores que los irán formando como ciudadanos.

Este valor agregado en la enseñanza intercultural bilingüe asegura la preservación de la lengua materna y requiere ser repetido por todos los docentes que sean asignados a las escuelas nativas en el país. Trabajar en esta dirección fortalecerá la riqueza multicultural que ostenta nuestro país.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog